La Superintendencia de Servicios Públicos verificó el avance en la construcción del acuerdo de gestión con la Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado, que permitirá el fortalecimiento financiero, comercial y operativo durante los próximos cuatro años.

El acuerdo será firmado antes de finalizar el mes de septiembre, para ejecutar acciones orientadas a la planta de personal, facturación, actualización del catastro de usuarios y la disminución de agua no contabilizada, entre otros aspectos.

“Inicialmente el alcalde manifestó su preocupación por las pérdidas financieras, por eso, estamos trabajando en conjunto para establecer un plan de acción que garantizará a mediano plazo la estabilidad en la operación de la entidad y grandes inversiones para suministrar agua potable a todos los ibaguereños”, aseguró la superintendente Natasha Avendaño.
Asimismo, se socializó el plan de inversiones destinado a reposición de redes de acueducto y alcantarillado, disminución de las pérdidas técnicas con la sectorización hidráulica y la construcción del Acueducto Complementario.

Para la ejecución del Acueducto Complementario, se establecerá un plan de gestión para garantizar el suministro de agua potable a los 16 acueductos comunitarios del Sur y la ciudadanía en general.

“En nuestro gobierno vamos hacer una realidad lo que hace más de 50 años anhelan los ibaguereños. Vamos a entregar agua potable por gravedad para disminuir los costos y culminar las obras en el menor tiempo posible y así garantizar la continuidad del servicio”, afirmó Hurtado.

Finalmente, se hizo seguimiento al funcionamiento de las empresas de aseo, energía y gas, debido al aumento en las tarifas durante la pandemia.

“Pusimos en conocimiento la inconformidad en materia del servicio de aseo, evidenciamos en los informes presentados por Ibagué Limpia que la recolección de basuras se está realizando a velocidades altas y la disminución en la operación de los vehículos compactadores, dejando expuestos los residuos en las vías”, expuso Hurtado.