El plan de saneamiento fiscal implementado en la Unidad de Salud de Ibagué (USI) permitió que la entidad obtuviera utilidades por $646 millones durante el primer semestre del 2018.

Las utilidades logradas por la USI representan una mejoría del 197 % en comparación con el primer semestre del 2017, tiempo en el cual no se había adelantado el proceso de fusión con el Hospital San Francisco.

“En comparación con el año pasado estamos viendo una notable mejoría. Durante los meses de enero y junio del 2017, cuando no se habían unido las entidades, teníamos una pérdida de $660 millones, mientras que este año ya logramos muy buenas utilidades”, aseguró Elsa Martínez, gerente de la USI.

La Gerente añadió que en estos momentos la USI se encuentra realizando el proceso de reorganización de la entidad para lograr que el año contable cierre de manera positiva para la entidad.

“Con respecto a los activos, en el 2017 la Unidad de Salud de Ibagué y el Hospital San Francisco sumaron $49.546 millones, mientras que este año, luego del proceso de fusión, tuvimos un porcentaje de variación positivo y nuestros activos suman $49.810 millones”.

Es de resaltar que el proceso de fusión de las 2 entidades se realizó hace 1 año debido a que el Hospital San Francisco venía de tener pérdidas por $4.530 millones en el 2016, y $1.057 millones entre enero y agosto del 2017.

El actual estado fiscal de la Unidad de Salud de Ibagué hizo posible que el Gobierno Nacional, a través de la Resolución 2249 del 2018, declarara que la entidad no se encuentra en riesgo financiero.