Como parte del proceso de fortalecimiento de la Unidad de Salud de Ibagué, la Alcaldía destinó $3.312 millones para abrir nuevos servicios enfocados en la atención de comunidades vulnerables como adultos mayores, madres gestantes, primera infancia, habitantes de calle, comunidad LGBTI, entre otros grupos poblacionales.

Elsa Graciela Martínez, gerente de la USI, señaló que con estos recursos se tiene proyectado brindar atención especializada en las unidades intermedias del Jordán octava etapa y San Francisco.

“Por ejemplo, en la Unidad Intermedia del Jordán, tendremos médicos geriatras y enfermeras que se encargarán de atender a los adultos mayores del régimen subsidiado. Esto será un complemento de los servicios que se prestarán en los Centros de Desarrollo a cargo de la Secretaría de Bienestar Social”, dijo Martínez.

De igual manera, en el Hospital San Francisco se está adecuando una unidad especializada en la atención de madres gestantes, mientras que en el puesto de salud Ciudad Ibagué, ubicado en el centro, se prestará atención primaria a los ciudadanos habitantes de calle.

Asimismo, Martínez reiteró que ya se está brindando atención médica en las 144 veredas y 17 corregimientos de la capital del Tolima. En total, la USI cuenta con 50 profesionales que realizan brigadas o atienden en los 20 puestos de salud reabiertos por la Alcaldía.

“Tenemos la intención de mejorar la capacidad de los médicos para que presten atención en medicina familiar y comunitaria. Con estos recursos también podremos fortalecer la infraestructura de los puestos de salud”.

En cuanto a la calidad en la prestación del servicio, con este dinero se pondrán en marcha estrategias tecnológicas que permitirán mejorar la atención médica que reciben los cerca de 150.000 usuarios que atiende la entidad.

“Ya contratamos un contact center para hacer inducción a la demanda y gestión integral del riesgo. También podremos recordar a los pacientes cuando tengan citas médicas o cuando deban acudir a controles prenatales, de hipertensión u otros servicios”.

Estos recursos fueron invertidos en la USI a través del convenio de fortalecimiento firmado entre la entidad y la Secretaría de Salud. Este acuerdo fue avalado por el Concejo Municipal.

Además de todo esto, vale mencionar que la Unidad de Salud de Ibagué invirtió $1.600 millones adicionales para modernizar todo el sistema de información y adquirir nuevas herramientas necesarias para prestar el servicio de historia clínica única desde cualquier parte de la ciudad o del país.

“Con estas acciones buscamos mejorar la implementación del Modelo Integral de Atención en Salud (MIAS) y fortalecer la USI luego de la fusión con el Hospital San Francisco”.