Las autoridades de tránsito han inmovilizado 66 busetas que no cumplían con la revisión técnico-mecánica que exige la normatividad vigente. Estos vehículos de servicio público emitían altos niveles de gases contaminantes y, en algunos casos, circulaban con fallas que ponían en riesgo la integridad de los pasajeros.

Solo durante este domingo, los agentes de tránsito sancionaron a 2 conductores de buseta debido a que los automotores estaban emitiendo grandes cantidades de humo que afectaba la calidad del aire en la capital del Tolima.

“Nosotros continuamos con esta actividad porque nuestro propósito es que las empresas entiendan la importancia de ejercer control para que todos los conductores y propietarios cumplan con la normativa”, sostuvo José Alexis Mahecha, secretario de Tránsito.

Todos los vehículos de transporte público que han sido inmovilizados permanecieron por fuera de circulación hasta que los propietarios realizaron las reparaciones técnicas.

Según el Código de Tránsito, los conductores que no realicen la revisión técnico-mecánica a sus vehículos recibirán una sanción de $390.600 más la inmovilización del automotor.

“Esto lo hacemos desde el punto de vista pedagógico. Queremos generar una cultura de desplazamiento seguro por la ciudad. Además buscamos que todo nuestro transporte colectivo sea respetuoso con el medio ambiente y garantice el bienestar de los pasajeros”.