El primer bimestre del año 2019 terminó con una disminución del 50 % en los casos de personas fallecidas en accidentes de tránsito, esto en comparación con los meses de enero y febrero del 2018.

“El año anterior teníamos 14 personas fallecidas, mientras que este año solo llevamos 7 víctimas fatales. Lamentamos estas muertes, ya que nuestro propósito es llegar a 0 casos, pero también nos complace obtener esta notable disminución”, expresó José Alexis Mahecha, secretario de Movilidad.

El funcionario expresó que esto se debe a las diferentes campañas de seguridad vial adelantadas por la Alcaldía, a partir de las cuales se busca generar conciencia en los diferentes actores de la movilidad sobre la importancia de respetar las normas de tránsito.

“Tenemos un balance muy positivo en materia de accidentalidad. Agradecemos a todas las asociaciones de motociclistas que están comprometidas con el trabajo de cultura y seguridad vial”, agregó Mahecha.

Una de las causas más frecuentes de estos siniestros fue el exceso de velocidad por parte de los conductores, además de la imprudencia y el irrespeto de las normas.

“Invitamos a los ibaguereños para que respetemos las cebras, los semáforos y la velocidad permitida. Es importante que los conductores de bicicletas, motocicletas, automotores y busetas respeten el límite de 60 kilómetros por hora en la zona urbana, y de 30 kilómetros por hora en zonas escolares y de hospitales”.

Este resultado también se debe a la demarcación de más de 23.000 metros cuadrados de malla vial en alrededor de 600 calles principales y barriales de toda la ciudad.

Entre las señales demarcadas se encuentran cruces peatonales, líneas de pare y antibloqueo, leyendas, flechas de circulación y de sentido. También se instalaron 422 metros lineales de reductores y 79 señales verticales que anuncian la prohibición de parqueo o la proximidad de los resaltos plásticos o de cemento.

Por supuesto, vale destacar que, durante todo el 2018, Ibagué logró disminuir un 28 % los casos de víctimas fatales en siniestros viales. Esto ubicó a la capital del Tolima como la cuarta ciudad del país con mayor disminución, solo superada por Bogotá, Cali y Armenia.