Tu herencia atesorare!

#VitaminaEspiritual 💊

La palabra de Dios, sus magníficas obras, su poder admirable, sus milagros portentosos, sus mandamientos y preceptos, deben ser predicados y enseñamos a todo pueblo y a toda descendencia. Así, de generación en generación, el pueblo de Dios podrá conocerlo a Él, sus leyes y enseñanzas, podrá comprender en profundidad el significado de sus contenidos y aplicarlos a su vida, de manera que produzcan cambios en actitudes y en sus acciones. Dios espera de su pueblo y sus hijos que confíen en Él, recordando sus obras y obedeciendo sus palabras. Por lo tanto, el propósito de la Vitamina Espiritual es que uno pueda tener un corazón sincero y fiel para hacer la voluntad de Dios. Enseñar la Palabra de Dios es un mandato. Los padres tienen la responsabilidad de enseñar a sus hijos sobre Dios y su palabra; Dios espera que se levanten nuevas generaciones formadas por medio de su palabra y sus enseñanzas porque estas serán el futuro de unas mejores familias que transformaran una sociedad y por consiguiente las Naciones de la tierra.

Leamos hoy Deuteronomio 6:1-2

Estos, pues, son los mandamientos, estatutos y decretos que Jehová vuestro Dios mandó que os enseñase, para que los pongáis por obra en la tierra a la cual pasáis vosotros para tomarla; para que temas a Jehová tu Dios, guardando todos sus estatutos y sus mandamientos que yo te mando, tú, tu hijo, y el hijo de tu hijo, todos los días de tu vida, para que tus días sean prolongados.

Por: #JulianchoMerchán
✋🏻😇🤚🏻