“Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor”. (2 Corintios 3:18)

#VitaminaEspiritual 💊
Uno de los propósitos se la enseñanza es aprender a no cometer los mismos errores del pasado. Por eso, en la Biblia se escribieron relatos de hombres que, desobedeciendo la Voluntad de Dios, fracasaron en sus vidas. Sus corazones estaban entorpecidos, no fueron fieles a Dios, y no agradaron al Señor. En consecuencia, retrazaron el avance del Reino de Dios, o lo hicieron volver atrás. Como ejemplo de fracaso se menciona al pueblo de Israel del Norte, representado por los hijos de «Efraín». Ellos menospreciaron los mandamientos de Dios y traicionaron el pacto. Ignoraron todas las obras salvíficas de Dios y renunciaron fácilmente a la guerra a la cual se habían comprometido con las demás tribus de Israel.

Esos fracasos espirituales deben ser enseñamos a nuestros hijos para que no cometan los mismos errores y nos retroalimenta al recordarnos las promesas y pactos que hemos hecho a nuestro Creador.

Leamos hoy Salmos 78:9-11

Los hijos de Efraín, arqueros armados, volvieron las espaldas en el día de la batalla. No guardaron el pacto de Dios, ni quisieron andar en su ley; Sino que se olvidaron de sus obras, y de sus maravillas que les había mostrado.

Por: #JulianchoMerchán
✋🏻😇🤚🏻