El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Mateo 4:4

#VitaminaEspiritual💊

A veces los comportamientos naturales y normales de los seres vivos en esta tierra nos muestran de una forma tan sencilla como debe ser nuestra relación con Dios, la relación del pichón y el ave madre en el nido se parece mucho a la relación de Cristo con los creyentes. La madre es un refugio para su pichón.

Cristo es el refugio de nuestras vidas. Así como el ave da vida su pichón, nuestras almas se despiertan con el amor de Dios que nos abraza cada día. Los pichones son protegidos dentro del nido. Los creyentes reciben la guía y el amparo de Dios a través de la iglesia en la comunión con el Espíritu Santo.

Los pichones no tienen fuerzas para volar. Tienen que ser provistos de alimento, los pichones abren sus picos al ver regresar a su madre al nido. Es todo lo que pueden hacer los pichones. Sucede lo mismo con los creyentes. Debe ser una comunión profunda entre su Creador y su creación solamente abriendo su boca en Oración y relación con El. El creyente puede crecer como hijo de Dios al alimentarse con lo que Dios suple para él.

Leamos hoy: Salmos 81:10

Yo soy Jehová tu Dios, Que te hice subir de la tierra de Egipto; Abre tu boca, y yo la llenaré.

Por: #JulianchoMerchán
Bendiciones!