Y Ă©l dijo: Mi presencia irĂĄ contigo, y te darĂ© descanso. Éxodo 33:14

#VitaminaEspiritual💊

JuzgĂĄndolas por sus rostros, pensamos que algunas personas son felices. La sonrisa, el maquillaje y la ropa costosa pueden crear una apariencia de paz interior, pero por dentro viven sin disfrutar de libertad. En el pasaje de hoy, el Señor JesĂșs aclara su propĂłsito: Él ha venido para libertar a los cautivos. Cristo se referĂ­a a varios tipos de ataduras que pueden encarcelar a nuestras almas. Primero, el Señor rompe las cadenas del pecado. Todas las personas han violado la ley de Dios, y por eso viven separadas de Él (Romanos 3:23).

Pero la muerte y la resurrecciĂłn de Cristo nos hacen libres cuando aceptamos su perdĂłn gratuito y ponemos nuestra fe en Él. Lo que nos permite relacionarnos con el Señor. Segundo, Él nos libera de pecados tales como los celos, la amargura y la gula. Su EspĂ­ritu mora en cada creyente, y nos da el poder para vencer las malas decisiones que parecen ser nuestras “dueñas”. Nos capacita para que hagamos lo que Él desea, dando sanidad inmediata o direcciĂłn y fortaleza en la batalla permanente que libramos diariamente.

El Creador de la humanidad nos hizo con un vacĂ­o en el corazĂłn, para que Jesucristo lo llene. Todo lo que pongamos allĂ­, bueno o malo, al final nos dejarĂĄ vacĂ­os. Y seguiremos esclavizados hasta que Dios nos libere y nos dĂ© la Ășnica satisfacciĂłn verdadera. ÂżEs usted una de esas personas aparentemente felices y satisfechas con su vida, pero que por dentro se sienten inseguras y vacĂ­as? Jesucristo es el Ășnico que puede redimirle, perdonar sus pecados, y llenar el lugar vacĂ­o en su alma. Permita que Él le libere hoy.

Leamos hoy: Lucas 4:18

El Espíritu del Señor estå sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón.

Oremos:

Señor, guíame siempre para andar por Tus caminos de forma que pueda vivir por la verdadera libertad que Tu has venido a legarnos. Que tu luz admirable ilumine mis pasos tu palabra sature mi razón regocijando mi alma e impulsando mi espíritu, mira que te lo pido Padre Bendito y te doy gracias en el nombre de Aquél que me ha hecho mås que vencedor. Amén y Amén!

Biblia Promesas Digitado y Editado por: #julianchomerchĂĄn

Favor, Gracia y Paz!