Claman los justos, y Jehová oye, Y los libra de todas sus angustias. Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; Y salva a los contritos de espíritu. Muchas son las aflicciones del justo, Pero de todas ellas le librará Jehová. Salmos 34:17-19

#VitaminaEspiritual💊

7 Victorias que se obtienen a través de la Oración.

2- Victoria sobre la Aflicción

Cuando estamos en situaciones que nos inmovilizan, que nos oprimen, que parecen cortar nuestra libertad, tenemos que tomar decisiones que aumentarán o disminuirán nuestra carga. La actitud, manera y forma en que nos enfrentemos con la crisis determinarán cuánto crezcamos, maduremos y cuán estables estemos al pasar la prueba o la situación difícil. Pablo y Silas estaban azotados, adoloridos, injustamente encarcelados , pudieron decidir: quejarse, lamentarse, clamar justicia, rebelarse o amargarse, sin embargo decidieron orar y alabar a Dios. Tu cárcel, tu inmovilidad, la situación que te está paralizando, el problema ante el cual te encuentras y que no puedes tú resolver puede liberar: oración y alabanza.

Es tu decisión y tu determinación, Ante tu crisis financiera, ante tu crisis matrimonial, ante la pérdida de tu ser querido, ante tu enfermedad, ante la carga que te aplasta, ante la toma de decisiones determinantes donde no sabes que va a pasar, tienes una alternativa gloriosa: Orar, Alabar y Adorar. A medianoche, cansados, adoloridos, sin saber qué sería de sus vidas, inmovilizados por un cepo que apretaba sus pies y se los hinchaba cada minuto un poco más, Pablo y Silas tomaron una decisión, mejor Oremos y Alabemos, bajo aflicción pero Oremos y Adoremos, bajo angustia pero mejor Oremos y Alabemos, bajo dolor insoportable pero mejor Oremos y Alabemos, ALELUYA.

Cuando la medianoche de la aflicción, la angustia y el dolor lleguen a tu vida, aprende de Pablo y Silas y comienza a Orar y a Alabar. Cantaban lo suficientemente fuerte y alto porque dice la palabra que los demás presos los oían. Cuando tu cárcel te oprima y te cueste hasta respirar libera Oración y Alabanza, alguien en tu misma angustia escuchará tu cántico. ¡ORA Y ALABA HASTA QUE TRASCIENDA TU VOZ A TRAVÉS DE LOS CALABOZOS DE OTROS EN AFLICCIÓN! Ora y Alaba lo suficientemente fuerte y permite que alguien en tu misma situación te escuche. Recuerda la determinación y la actitud es la clave, después de ser golpeados y echados en la cárcel, Pablo y Silas Oraron y Alabaron a Dios, aun en medio de su dolor

Leamos hoy: Hechos 16:25-26

Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían. Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron.

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!