#VitaminaEspiritual💊

El creyente perezoso no Ora. Pero, ¿pueden haber creyentes perezosos? ¿pueden haber hermanos que no Oran? ¿puede la Corona del Cristiano y el Reino de Dios disminuirse? ¿pueden haber soldados guerreros miedosos? ¿hay creyentes falsos, hipócritas? ¿puede haber algún mal benigno? Cuando estas cosas sean posibles, entonces pueden haber cristianos que no Oren.

No es difícil aparentar orar. Ni aparentar orar con majestuosidad y santidad. Pero es realmente difícil Orar como para dar un golpe profundo al infierno, o abrir las puertas gruesas de hierro, hacer desaparecer los obstáculos como del tamaño de los montes, hacer disipar las neblinas y hacer brillar el sol. Pero Dios realiza todas estas cosas.

La Oración es el trabajo más difícil para el hombre. Las manos, la cabeza y el corazón que Oran nunca lo harán en vano. No es fácil seguir Orando con persistencia y esperar cuando no escuchamos nada. Pero debemos esperar hasta que Dios nos responda. El gozo de la respuesta de la Oración es semejante al gozo de la madre cuando ve a su hijo nacer luego del dolor del parto, o como el gozo del esclavo que es desencadenado y obtiene libertad y una nueva vida.

Leamos hoy: Efesios 6:18

orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;

Por: #JulianchoMerchán
Bendiciones!