pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán. Isaías 40:31

#VitaminaEspiritual💊

Dios es Eterno y su palabra permanece para siempre. Las hierbas, las flores y los árboles del campo nos alegran con su belleza. Sin embargo, esa belleza exterior no perdura para siempre si no que se va marchitando con el pasar de los días, meses y años luego caen por su deterioro con el tiempo por la providencia de Dios. Los hombres somos, sin duda, seres débiles y limitados nos vemos reflejados algunas veces en ese paisaje natural y su entorno.

Así, que meditando en la Vitamina Espiritual para hoy, podemos aprender que todo está en las manos de Dios, pues Él gobierna nuestra vida y muerte, nuestra felicidad y los tiempos difíciles; nuestra abundancia y nuestra encases y que el poder eterno se halla sólo en Su Palabra, en su promesa eterna, en su palabra de vida y esperanza, por más grande que sea nuestra fuerza, riqueza y honor.

La vida y la muerte, la sanación y la restauración, todo está en las manos del Señor; sólo a través de Él podremos caminar fortalecidos tanto en el tiempo de nuestra juventud como en el tiempo de nuestra mayor madurez. Así podemos concluir que la mayor gracia es vivir aferrándonos a la Palabra de Dios, pues en ella podremos estar firmes sobre la roca que nos mantendrá fuertes y sólidos en el inclemente pasar del tiempo y sus vientos fuertes; entendiendo que nuestra vida es limitada y que necesitamos de su Poder como la flor silvestre, Señor tu proteges nuestro cuerpo y nuestra alma, recuerda las lágrimas de los débiles, restaura su su salud y su corazón.

Leamos hoy: Isaías 40:6-8

Voz que decía: Da voces. Y yo respondí: ¿Qué tengo que decir a voces? Que toda carne es hierba, y toda su gloria como flor del campo. La hierba se seca, y la flor se marchita, porque el viento de Jehová sopló en ella; ciertamente como hierba es el pueblo. Sécase la hierba, marchítase la flor; mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre.

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!