orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; Efesios 6:18

#VitaminaEspiritual💊

Una vez más el Señor nos habla sobre la oración, ésta representa el vínculo donde el creyente vence las pruebas, la cruz era un sufrimiento que tendría que soportar con un cuerpo humano, por eso Jesús «comenzó a entristecerse y angustiarse».

Jesús sentía tan intenso dolor en su corazón que hasta pidió a sus discípulos que intercedieran en oración. Jesús oraba tan intensamente que cuenta la palabra que el sudor que caía parecía gotas de sangre; he aprendido que la oración no es conseguir lo que yo quiero, sino armonizar mi voluntad con la voluntad de Dios. Jesús oró toda la noche y encomendó el dolor de la muerte a Dios.

En la oración es importante la perseverancia. A los discípulos que se quedaban dormidos dijo: ‘el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil’. Esta palabra no significa que no importa si no oramos. Debemos orar siempre, el Señor nos dio ejemplo aún en su tiempo más difícil y extremo por lo cual debemos orar de todo corazón, venciendo la debilidad de la carne.

Leamos hoy: Marcos 14:36-39

Y decía: Abba, Padre, todas las cosas son posibles para ti; aparta de mí esta copa; mas no lo que yo quiero, sino lo que tú. Vino luego y los halló durmiendo; y dijo a Pedro: Simón, ¿duermes? ¿No has podido velar una hora? Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil. Otra vez fue y oró, diciendo las mismas palabras.

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!