Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. Gálatas 5:1

#VitaminaEspiritual💊

No hay amor más grande y sublime que el del Padre hacia sus hijos. Israel se quejaba diciendo que Dios los había abandonado y se había olvidado de ellos. Entonces, Dios les dice que de ninguna manera se ha olvidado de ellos y que tiene esculpido su nombre en las Palmas de Sus manos. Como evidencia de esto, da a conocer la salvación que concederá a favor de Su pueblo.

Sus enemigos serán echados, Israel será libertado para volver a su tierra y allí sus descendientes serán prosperados. Se trata de una sombra de una profecía futura, en la que las potestades de satanás serán destruidas y los cristianos salvos vendrán de todos lados. Los creyentes ponemos nuestra confianza en el amor y la restauración perfecta de Dios.

Leamos hoy: Isaías 49:14-21

Pero Sion dijo: Me dejó Jehová, y el Señor se olvidó de mí. ¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti. He aquí que en las palmas de las manos te tengo esculpida; delante de mí están siempre tus muros. Tus edificadores vendrán aprisa; tus destruidores y tus asoladores saldrán de ti. Alza tus ojos alrededor, y mira: todos éstos se han reunido, han venido a ti. Vivo yo, dice Jehová, que de todos, como de vestidura de honra, serás vestida; y de ellos serás ceñida como novia. Porque tu tierra devastada, arruinada y desierta, ahora será estrecha por la multitud de los moradores, y tus destruidores serán apartados lejos. Aun los hijos de tu orfandad dirán a tus oídos: Estrecho es para mí este lugar; apártate, para que yo more. Y dirás en tu corazón: ¿Quién me engendró éstos? Porque yo había sido privada de hijos y estaba sola, peregrina y desterrada; ¿quién, pues, crió éstos? He aquí yo había sido dejada sola; ¿dónde estaban éstos?

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!