Ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor. 1 Corintios 13:13

#VitaminaEspiritual💊

Nosotros los creyentes, somos una familia en Dios que viviremos eternamente, no sólo en la tierra, sino también en el Reino de los Cielos. Por eso Dios desea que nos relacionemos en santidad y con sinceridad sobre todo al interior de ésta, por que es inaceptable que entre nosotros exista división, envidia, murmuración, queja, falta de tolerancia, simplemente por que nos cuesta aceptar que cada uno tiene su propia identidad y que son diferentes por lo cual debemos evitar este tipo de sentimientos, juzgamientos y condicionamientos con nuestros hermanos ya que Dios dirige a cada uno conforme a su propósito en formas diferentes pero apuntando hacia la misma dirección y visión de su Reino.

La corona de gloria que recibiremos en la segunda venida de nuestro Señor Jesucristo, dependerá también del amor que hayamos practicado con los hermanos en Cristo. Por ejemplo, el apóstol Pablo tenía planes de visitar la iglesia de Corinto. Pero en el trayecto tuvo que hacer cambios y la visita se retrasó, por lo cual, los Corintios dudaron de la fidelidad de la palabra de Pablo. Sobre esto, él explica que los cambios de planes se debieron a su amor por ellos y la fiel dirección de Dios. Todos nuestros planes deben ser guiados por la fidelidad de Dios, y es entonces, cuando obtenemos los mejores frutos.

Leamos hoy: Colosenses 3:13-14

soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!