Me mostrarás la senda de la vida; En tu presencia hay plenitud de gozo; Delicias a tu diestra para siempre. Salmos 16:11

#VitaminaEspiritual💊

Una conversión sincera y real ocurre cuando le entregamos todo lo mejor que somos o es nuestro a Dios por iniciativa propia. Dios nos ha llamado ha entregar nuestro ser, más allá de bienes materiales. Nos ordena trabajar con pasión, dedicación y entrega; si no podemos ir nosotros mismos como misioneros, podemos apoyarlos en oración y con nuestras ofrendas materiales.

Sin embargo en la sociedad actual el dinero lo es todo y abundan los mensajes que proclaman que alcanzar el éxito es lograr ser una persona famosa y adinerada. Pero nosotros no debemos caer en el engaño de valorar a una persona en función del dinero, el poder o la fama que tenga. La biblia nos enseña que nuestro mérito no está en la posición que logremos alcanzar en este mundo, sino en la relación que tenemos con Dios.

También en la palabra se nos advierte de esto ¡Es inminente la llegada del día de la ira! Cuando llegue ese día y estemos ante Dios nadie lo podrá comprar con dinero. Nadie podrá conmover a Dios con las obras de éste mundo, los estudios, una tarjeta profesional o una de crédito. Lo único importante acerca de cada uno, será como hemos vivido en la tierra y que hicimos con todo lo que Él nos dió, es tiempo que entreguemos nuestro ser sin ninguna reserva.

Leamos hoy: Romanos 14:17-19

porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo. Porque el que en esto sirve a Cristo, agrada a Dios, y es aprobado por los hombres. Así que, sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación.

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!