Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. Santiago 1:6

#VitaminaEspiritual💊

Los grandes Aventureros no ven la Fe como sustantivo, sino como Verbo. La Fe no es lo que usted tiene, sino lo que usted hace. La Fe impulsó Abel a presentar un holocausto agradable y acepto a Dios, la fe hizo que Noé por años construyera el arca bajo un sol radiante, la Fe hizo partir Abraham de su casa y de tu parentela, la Fe hizo que Daniel Orara aún en medio de peligro; los actos siguen a la Fe Verdadera.

Esta Fe vive conforme a la palabra de Dios, y sabe que esa Palabra es Verdad debido a la naturaleza misma de Dios. También sabe que incluye muchas recompensas. Todos los mencionados en Hebreos capítulo 11 fueron los que alegraron a Dios dando ejemplo, pero ninguno conoció el Reino Prometido. Su Fe no logró cumplir el «Sueño Americano». Algunos padecieron la muerte; otros fueron expulsados; otros, perseguidos; el mundo los considero inservibles. Pero ellos avanzaron con fuerza hacia delante, viviendo una gran aventura. Fue así porque tenían Fe y vivir aventuras es propio de los que tienen Fe.

Los grandes Cristianos nos llevan una vida de Fe «segura». ¿Cuál piensa que es el paso de Fe que Dios lo está motivando a dar? ¿Hay algo o alguien que Dios desea que usted dejé atrás? O ¿Existe algo o alguien que usted tenga que enfrentar con valentía? Ya no se preocupe más por lo que otros digan, y cumpla aquello para lo cual Dios lo ha llamado. En donde no hay Aventura, ¡Tampoco hay Fe!.

Leamos hoy: Hebreos 1:1-6 en adelante

Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Porque por ella alcanzaron buen testimonio los antiguos. Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía. Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó testimonio de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas; y muerto, aún habla por ella. Por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios; y antes que fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios. Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

Por: #JulianchoMerchán
Bendiciones!