He aquí que no se ha acortado la mano de Jehová para salvar, ni se ha agravado su oído para oír... Isaias 59:1

#Vitamina Espiritual 💊

En la historia de nuestra vida, algunos han perdido su trabajo, sus bienes, su familia y hasta su cónyuge pero nunca han perdido la Fe y de hecho es lo único que les queda. La vida continúa y nos damos cuenta que alrededor nuestro las cosas siguen adelante, el mundo y la sociedad no se detienen. Vemos como las ciudades siguen expandiéndose con grandes construcciones a pesar de que ya queda poco espacio y vemos cómo estos constructores rompen la piedra para ir posicionando cada una en su lugar y así obtener unos excelentes cimientos, que soportarán el diseño aprobado y creado por el arquitecto.

Así mismo sucede con cada uno de los creyentes, El Escultor de éste universo toma nuestras vidas y con sus herramientas empieza a moldear nuestras vidas para que podamos encajar perfectamente y conforme su voluntad en su perfecta obra.  La Biblia nos dice que luego de un breve padecimiento seremos íntegros fortalecidos, los que padecen por la justicia pueden sentirse felices porque ellos son uno con Cristo. La evidencia cierta es que el mundo nos aborrece, es que somos uno con el Señor y padecemos por esta causa de la justicia. El Señor dijo que cuando estemos del lado suyo el mundo los aborrecerá: Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre, mas el que persevere hasta el fin este será salvo. Mateo 10:22.

Se podría decir que Jesucristo es el rey expulsado, pues fue rechazado, condenado y crucificado; muchas veces se burlan de nosotros que somos sus discípulos, el resultado más obvio de ser uno con Él. Aquí en el mundo es una herida en el orgullo y persecución, pero llegará un día cuando seremos reyes y sacerdotes y seremos participes de su Reino en Gloria.

Leamos hoy: Mateo 5:10-12

Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!