La mano negligente empobrece; Mas la mano de los diligentes enriquece.Proverbios 10:4

#VitaminaEspiritualšŸ’Š

ĀæSiente usted que su fervor hacia el SeƱor se estĆ” enfriando? Aunque, como hijos de Dios jamĆ”s podremos perder nuestra salvaciĆ³n, sĆ­ es posible que nuestra pasiĆ³n espiritual disminuya. Timoteo vio reducido su entusiasmo por el SeƱor. Fue por eso que Pablo le escribiĆ³, animando al joven pastor de Ɖfeso a avivar la llama de su fe. Cualquier cristiano puede ā€œenfriarseā€ espiritualmente.

Esto comienza con frecuencia cuando una tragedia o una decepciĆ³n desvĆ­an su atenciĆ³n. En vez de clamar al SeƱor y encontrar refugio en Ɖl, el creyente deja poco a poco de leer la Biblia. La Palabra de Dios es como la madera en una chimenea: el fuego puede mantenerse vivo solo si hay leƱos que ardan. El cristiano que ya no estĆ” dispuesto a defender aquello que una vez considerĆ³ importante, comienza pronto a claudicar. PodrĆ” sentirse atormentado por los sentimientos de culpa, y ponerse a la defensiva en cuanto a la manera como estĆ” viviendo.

Por Ćŗltimo, el gozo, el contentamiento y la paz de Dios son reemplazados por preocupaciĆ³n, duda y temor. El cristiano que se permite vacilar en su fe, perderĆ” el gozo y la satisfacciĆ³n de una rica relaciĆ³n con el SeƱor. PiĆ©nselo. ĀæEs su entusiasmo por las cosas de Dios mĆ”s fuerte que antes o ha disminuido con el tiempo? Si su fuego necesita ser alimentado, pĆ­dale al EspĆ­ritu Santo que le muestre cĆ³mo hacerlo.

Leamos hoy: Romanos 12:11

En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espƭritu, sirviendo al SeƱor;

Biblia Promesas Digitado y Editado por: #JulianchoMerchƔn

Bendiciones!