Conozco, oh Jehová, que tus juicios son justos, Y que conforme a tu fidelidad me afligiste. Sea ahora tu misericordia para consolarme, Conforme a lo que has dicho a tu siervo. Salmos 119:75-76

#Vitamina Espiritual 💊

Todos sabemos, creemos y confiamos en la promesa de que la misericordia de Dios es para siempre, pero existe varios aspectos que pueden sacarnos de esta bendición tan grandiosa, donde la paciencia de nuestro Padre Eterno puede llegar a cierto límite, por ejemplo el pecado, la rebeldía y la incredulidad donde la reacción de Dios siempre va a ser Santa y justa por que Él es perfecto. Él sabe absolutamente todo acerca de cada habitante en la tierra, por eso ante estas actitudes pecaminosas, Dios considera así como le sucedió al pueblo de Israel cuando se manifestaron estos mismos brotes que era necesario ser instruidos y corregidos del mal camino.

¿Menospreciar al Señor? ¿Negarse a creer en Él después de haber visto sus maravillas? Todo ello habla de una ceguera espiritual que impide ver, no sólo lo que Él hace, sino también quién es Él. Por eso ellos no podían alcanzar el privilegio que tuvo Moisés, de “verle cara a cara”, que es la verdadera relación con Dios.

Desarrollar esta práctica diaria y constante de acercarnos a Dios nos lleva, no sólo a confiar en Dios, sino también en ser “intercesores”, ante Él. Ahora el que intercede ha de hacerlo basándose en lo que Dios  ha dicho, y no solamente en lo que como siervo, quiere, siente o ve. La verdad es cierta: Jehová, tardó para la ira y grande en misericordia, esta declaración bíblica acerca del perdón y el castigo es realmente impresionante y sigue vigente hasta hoy. Debemos orar por nuestros descendientes y compartirles acerca de Jesucristo y Su poder Salvador, ya que es el único que puede quebrar y cancelar el poder de la maldad.

Leamos hoy: Números 14:18

Jehová, tardo para la ira y grande en misericordia, que perdona la iniquidad y la rebelión, aunque de ningún modo tendrá por inocente al culpable; que visita la maldad de los padres sobre los hijos hasta los terceros y hasta los cuartos.

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!