Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Romanos 8:37

#VitaminaEspiritual💊

Todos tenemos el deseo en nuestro corazón de conquistar nuevas tierras, alcanzar multitudes con el Evangelio de Jesucristo, sanar enfermos, echar fuera demonios y hasta hacer milagros y prodigios aún más grandes como lo dice la palabra. Pero no podremos alcanzar esa paz y esa conquista si tememos luchar.  Los Cristianos somos Soldados de Dios, somos saetas en sus manos que luchan en la guerra espiritual. Pero tenemos un enemigo que se llama duda, si los Soldados de Cristo permiten la duda en sus vidas será un fracaso total en la lucha, esto significa ya una derrota de su parte. Satanás no busca tener una buena relación con nosotros. El problema radica en que nosotros no tenemos aveces las fuerzas necesarias para vencerlo. Y por eso debemos usar las armas de Jesús, «Oración, Ayuno, Palabra y Comunión con Dios».

Cuando usamos estás poderosas armas y no dudamos en el poder de la Cruz de Jesús no habrá batalla en la peleemos y no salgamos victoriosos contra el enemigo de nuestras almas. No existe la derrota porque el Espíritu Santo está con nosotros. Nosotros como Soldados de Dios, debemos estar siempre frente la batalla.  Dios ya ha predestinado darnos la Victoria.  La Victoria será nuestra si obedecemos con Valentía y no dudamos jamás de su Señorío, Soberanía y Poder Sobrenatural.

Leamos hoy: Apocalipsis 12:10-11

Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte.

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!