En toda angustia de ellos él fue angustiado, y el ángel de su faz los salvó; en su amor y en su clemencia los redimió, los trajo y los levantó todos los días de la antigüedad. Isaías 63:9

#VitaminaEspiritual💊

La historia de la salvación de Dios consta de la exaltación del humilde y la vida de Aquél que muere por otros. El cuarto cántico del siervo de Jehová (52:13 – 53:12) describe al siervo vil y menospreciado, despreciado y desechado por los hombres, que cumple fielmente su ministerio salvífico, y es exaltado y engrandecido. El mundo se asombrará por esto (Fil. 2:9-11). Se refiere a Jesucristo que, despojándose de la gloria celestial, se humilló para venir a este mundo, murió y resucitó. Dios cargó sobre Él el pecado de la humanidad. Jesús sufrió por nosotros, para pagar por nuestros pecados, y así nos dio paz, sanidad y perdón de pecados. Todas ellas son cosas que el mundo no nos puede dar. Nunca podremos dejar de honrar a Aquél que nos ha dado todo esto por gracia.

Leamos hoy: Isaías 52:13 e Isaías 53:6

He aquí que mi siervo será prosperado, será engrandecido y exaltado, y será puesto muy en alto. / Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!