Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo Filipenses 3:7-8

#VitaminaEspiritual💊

Una de las armas más utilizadas por nuestro enemigo es el olvido trata de que nos olvidemos de quien es Dios y quiénes somos nosotros en Cristo. Trabaja nuestro corazón para que nos sentemos en el trono de Dios a tomar decisiones y gobernar nuestra propia vida. Las personas que se olvidan de su identidad en Cristo son personas que han perdido comunión con Dios, quizás pueden aparentar felicidad por fuera, pero en su interior están muriendo.

Las personas que se apartan de Dios pueden llegar a tener una vida aparentemente abundante y estable, pero su espíritu se va deshidratando hasta la completa destrucción, la vida sólo puede recobrar sentido y valor verdadero cuando reconocemos quién es uno en Cristo y saber muy bien en quién se debe confiar. La única posición que nos permite verdadero gozo, paz y abundante vida, es cuando podemos alabar y adorar a Dios, que nos bendice con su infinita gracia.

Cuando podemos confesar que nuestra vida le pertenece a Dios y asimismo somos consecuentes con nuestras palabras, es decir que lo que confesamos lo creemos y además de ello le permitimos que cobre vida en nosotros podemos experimentar una vida real en Cristo.

Leamos hoy: Gálatas 2:20-21

Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo.

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!