Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación. Mateo 5:3-4

#Vitamina Espiritual 💊

Sonríe frente a las adversidades, está comprobado científicamente que necesitamos hasta 17 músculos para sonreír, pero este número se eleva hasta 43 si lo que hacemos para fruncir el ceño, así que porque desgastarnos tanto si sonreír es más práctico y eficaz? Voy a proponerte el siguiente ejercicio para transformar la expresión de tu rostro en tan sólo 2 minutos, cuando tu cara refleje tristeza o algún sentimiento contrario a la paz y felicidad véncelo con una sonrisa prolongada durante 120 segundos, al pasar este tiempo tu cerebro olvidará el afán por el que estabas ocupando toda su atención y tu semblante cambiará de seguro, ¡Inténtalo!, te sorprenderás como al resistir los problemas con una sonrisa estos mismos se disipan frente a tus ojos, el cerebro se relaja y oxigena con mayor eficacia brotando mejores alternativas, ideas y soluciones a nuestras inquietudes.

Por eso mi invitación para ti hoy es: Derrota tus lágrimas con una sonrisa!

En nuestra vida cotidiana no podemos negar que muchas veces nos vemos enfrentados a situaciones difíciles y posiblemente es que en éste mismo momento estemos en medio de una de estas dificultades de esas que nos hacen brotar lágrimas por más que queramos evitarlas, ese nudo en la garganta y ese suspiro que nos roba el aliento que nos hace creer que no hay solución cercana y es que en ésta condición no vemos claro nuestro horizonte pero quiero contarles lo que El Señor un día me hizo entender en un episodio de estos: que las lágrimas que brotaban por mis ojos eran necesarias para que ellos mismos pudieran ser lavados y así  luego ver con claridad lo que para mi antes era distorsionado y opaco esto renovó completamente mi pensamiento y corazón frente a los momentos adversos de mi vida, además el llanto es una fuente liberadora de nuestra alma para desahogarnos y quitar peso de estas circunstancias adversas, sin embargo por encima de todo no podemos dejar perder nuestra sonrisa porque Dios ha prometido estar con nosotros en todo momento:  “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”. Josué 1:9, recordemos que Dios no acortado su brazo para dejar de ayudarnos y sobretodo los resultados asegurados en el futuro junto con Él.  Ahora bien llora si quieres y necesitas hacerlo, pero no te olvides de sonreír, porque la respuesta de Dios está a las puertas.

Leamos hoy: Salmos 126:5-6

Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla;Mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas.

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!