Vitamina Espiritual 💊 para hoy Lunes 30 de Julio de 2018

#VitaminaEspiritual💊

La iglesia no es para nosotros. Nosotros somos la Iglesia y estamos para el mundo. Cuando se les dice a los hermanos de la Iglesia que vayan algún lugar y sirvan, muchas veces dicen con mucho respeto «Voy a orar, Pastor, para pedir confirmación». En muchos casos, esto significa: Oh, no. Yo no quiero hacer esto, ganaré tiempo con algunas palabras espirituales y luego me inventaré una excusa.

Había un joven en la Iglesia, luego del culto, hizo una fila larga para poder saludar al Pastor. Este joven, que era un discípulo fiel y verdadero de Jesús, le dijo: «Pastor hay algo que debo decirle. Mi respuesta es ‘Sí’. Entonces, ¿Cuál es la pregunta?». El pastor, que lo miraba perplejo, sonrió un poco incómodo y le dijo: «Ruego la bendición de Dios para tí». La semana siguiente, este joven esperó en la fila y le dijo lo mismo: «Pastor, mi respuesta es «Sí». ¿Cuál es la pregunta?. Un día, el pastor invitó a este joven para resolver el enigma. «¿Me puede decir que significa eso?» El joven se rió y comenzó hablar con alegría: «Pastor, yo estuve atado a todo lo malo en este mundo, estuve a punto de perder mi familia y estaba encaminado a la perdición. Fue allí donde Jesús vino a mi encuentro». Sus ojos se llenaron de lágrimas.

Por la obra que Jesús hizo en mí, mi respuesta es siempre «Sí». Pastor estoy dispuesto a hacer lo que sea. La respuesta que daré a usted es siempre «Sí». ¿Cuál es la pregunta?
¿Qué respondería usted? ¿No será uno de aquellos que dicen: «Voy a orar para confirmar, y luego buscan una escapatoria? ó ¿Contestaría con un ‘Sí’ firme y decidido? ¿Que nos enseña la palabra al respecto y cuál es el ejemplo que nos dejó Jesús?

Leamos hoy: Filipenses 2:7-8

sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!