Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee. Lucas 12:15

#VitaminaEspiritual💊

Que vana es la vida de aquel que se angustia por las riquezas y corre tras el dinero, la fama, el poder y los bienes materiales, creyendo que en ello encontrará la felicidad. Hoy, yo no quiero poner mi confianza en los bienes materiales, ni en el dinero. Solo quiero poder mi confianza en el Señor quién vive y permanece para siempre. La verdad si lo tengo a Él con Él lo tengo todo por lo cual no vale angustiarnos o correr desesperadamente tras el dinero o las riquezas.

Además lo confirman hombres que han tenido y han dicho palabras con mucho peso como por ejemplo Juan Rockefeller, quien dijo: “ He hecho muchos millones pero no me han traído ninguna felicidad. Sin pensar que desde hace mucho tiempo ya somos ricos porque la verdadera riqueza no se desvanece ni se termina está dentro de nosotros y a nuestro alrededor (Gálatas 2:20); podemos añadir que este famoso millonario, además de tener la salud quebrantada necesitaba una guarda permanente para preservar su vida de enemigos codiciosos de su fortuna.

Muchas veces nos motivamos a pensar que nuestras posesiones dan sentido a nuestra vida o tal vez un dinero extra traerá felicidad. Sin embargo, cuando el aparato más moderno se daña o perdemos algo valioso, nos damos cuenta de que lo que satisface y perdura es nuestra relación con el Señor. El amor a los demás y nuestro interés en ellos es lo que no se marchita ni se desvanece. Pidamos al Señor que nos ayude a ver con claridad qué valoramos, nos muestre dónde está puesto nuestro corazón y nos ayude a buscar su reino por encima de todo.

Leamos hoy: Salmos 62:10

No confiéis en la violencia, Ni en la rapiña; no os envanezcáis; Si se aumentan las riquezas, no pongáis el corazón en ellas.

Biblia Promesas Digitado y Editado por: #julianchomerchán

Bendiciones!