Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. Juan 15:13-14

#VitaminaEspiritual💊

El amor de Dios no es un amor condicional, que cambiará dependiendo de lo que nosotros hagamos. Su amor no lleva un «sí…» condicional. No es que Dios nos ama si hacemos bien Esto, sí estudiamos bien, si somos obedientes. El amor de Dios tampoco es «porque…» . No nos ama porque somos capaces, porque somos fieles, porque tenemos mucho dinero, porque tenemos salud. El amor de Dios es «a pesar de….». Es decir, que es «AMOR» (punto final).

Dios va más allá de todas las condiciones y decide por su propia voluntad… ¡Amarnos! Nosotros recibimos su amor gracias a la Sangre de Jesús que vertió en la Cruz. No es por nuestra justicia como obras o méritos propios. Recibimos Amor incondicional por la gracia de Jesús al derramar su sangre por nosotros. Cuando amamos a un Dios así como nos sentimos gozosos de poder asistir a la iglesia para expresar de nuestra gratitud, alabanza y adoración. Debemos enseñar a nuestros hijos a sentir amor con un corazón ardiente cuando piensan en Dios, en la iglesia, en los pastores y en la congregación.

Y nosotros debemos dar ejemplo primero. Dios le Ama y te bendice con Amor Eterno. Reciba el amor de Dios en su Corazón y… ¡¡Ámelo con gratitud y Pasión!!

Leamos hoy: Jeremías 31:3

Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia.

Por: #JulianchoMerchán
Bendiciones!