Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará? Números 19:23

#VitaminaEspiritual💊

El pecado nos aparta de Dios, si el pueblo de Dios fue llevado cautivo y sufre aflicción, no es porque Dios haya quebrantado el pacto o porque le plació venderle a un pueblo pagano, sino por la rebelión y los pecados de Israel.

Dios desea concederles salvación, más estos han permanecido indiferentes al llamado y al amor de Dios. No es que el hombre se pierda porque se haya cortado la mano de Dios para no redimir.

No hay problema que Dios no pueda resolver, porque Él es el Creador del cielo y de la tierra. Antes de quejarnos, debemos arrepentirnos de nuestra incredulidad y recuperar la santidad y la fe.

Leamos hoy: Isaías 50:1-3

Así dijo Jehová: ¿Qué es de la carta de repudio de vuestra madre, con la cual yo la repudié? ¿O quiénes son mis acreedores, a quienes yo os he vendido? He aquí que por vuestras maldades sois vendidos, y por vuestras rebeliones fue repudiada vuestra madre. ¿Por qué cuando vine, no hallé a nadie, y cuando llamé, nadie respondió? ¿Acaso se ha acortado mi mano para no redimir? ¿No hay en mí poder para librar? He aquí que con mi reprensión hago secar el mar; convierto los ríos en desierto; sus peces se pudren por falta de agua, y mueren de sed. Visto de oscuridad los cielos, y hago como cilicio su cubierta.

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!