#Vitamina Espiritual ūüíä

Una de las consignas que más he compartido es que el pasado quedo atrás y debemos dejarlo en el olvido, que si el pasado te llama no le contestes, pues no tiene nada nuevo que contarte, sin embargo sólo aquellas circunstancias que nos permitieron crecer y aprender son las que debemos conservar y traerlas a colación por eso hoy quiero compartirles este bello y educativo recuerdo:

Una vez, cuando ten√≠a 10 a√Īos jugu√© ¬ęmonopolio¬Ľ yo ten√≠a todo en el juego: dinero, casas, hoteles, peajes y hasta parques. Sin embargo, aprend√≠ que tarde o temprano llega el tiempo de ‘devolver todas las cosas a la caja’. ¬†Incluyendo las casas y el hotel todos los bienes, como calles que imponen multas, parques, v√≠as de tren, hasta los gastos de electricidad y agua, todo deb√≠a ser devuelto a la caja. ¬† Tambi√©n todo el dinero ganado. Cuando se acaba el juego, todo se devuelve. ¬†Pero yo no quer√≠a devolverlos. Quer√≠a m√°s bien guardarlos para recordar mi capacidad en el juego para siempre. Deseaba gozar del placer de haber obtenido la victoria, como pr√≠ncipe del rey por la eternidad. ¬†Mi deseo era que la emoci√≥n de la Victoria no se apartar√° m√°s de m√≠. ¬†Yo estaba confundido por la victoria que gozaba luego de mucho tiempo. En realidad, todo lo que hab√≠a ganado en el juego, no formaba parte de mis bienes. ¬†No era real. Nada me pertenec√≠a.

Tuve la oportunidad de jugar, nada m√°s. ¬†Mientras dura el juego, puedo pensar que realmente son mis bienes. Pero no lo son, cuando el juego se acaba. ¬†Muchos buscan alcanzar las cosas del mundo en lugar de Dios. Esto puede ser riquezas, dinero, aspecto f√≠sico o poder. Pensamos que estas cosas pueden llenar Nuestra vida y hacernos plenamente feliz. ¬†Pero en realidad pueden sostenernos solamente por un breve momento, como las bromas que van y vienen. ¬†Cuando termina nuestra vida, debemos devolver todas las cosas a su due√Īo, Aqu√©l que mora en el cielo, porque todas las cosas que ¬°√Čl nos prest√≥! Como desde el principio nunca fue nuestro, debemos devolverlo a la caja.

Leamos hoy: Salmos 24:1-5

De Jehov√° es la tierra y su plenitud;El mundo, y los que en √©l habitan. Porque √©l la fund√≥ sobre los mares,Y la afirm√≥ sobre los r√≠os. ¬ŅQui√©n subir√° al monte de Jehov√°?¬ŅY qui√©n estar√° en su lugar santo? El limpio de manos y puro de coraz√≥n; El que no ha elevado su alma a cosas vanas, Ni jurado con enga√Īo. El recibir√° bendici√≥n de Jehov√°, Y justicia del Dios de salvaci√≥n.

Por: #JulianchoMerch√°n

Bendiciones!