Pero todo lo he recibido, y tengo abundancia; estoy lleno, habiendo recibido de Epafrodito lo que enviasteis; olor fragante, sacrificio acepto, agradable a Dios. Filipenses 4:18

#VitaminaEspiritual💊

A todos nos gustan las flores, es por su belleza, pero más que nada, por su aroma. Por está razón las personas son atraídas por las flores y les gusta regalarlas. No sólo la flor tiene aroma. Las personas atractivas y simpáticas también tienen su aroma. Se puede sentir el aroma de su chispa en su personalidad, en su mirada y hasta en el color de su voz.

Las personas por ejemplo deben recordar a Jesús cada vez que hablan, y ven a un cristiano. El apóstol Pablo comparte que los cristianos somos «el aroma de Cristo». Si las personas fruncen el ceño o tratan de ignorarme al verme, significa que no estoy cumpliendo el Ministerio de ser el aroma de Cristo. A las personas les gusta el aroma agradable. Las personas del mundo esperarán ver una imagen sincera, limpia, altruista en los cristianos. Cuando el mundo vea que nuestras palabras y conducta coinciden en armonía, van a aceptar con mayor facilidad el Evangelio.

Que en éste mes que empieza hoy y por el resto de tu vida tu corazón, tus palabras, tus hechos, tus pasos, tus pensamientos y proceder tengan el mejor de los aromas, el aroma de Jesús.

Leamos hoy: 2 Corintios 2:14-17

Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento. Porque para Dios somos grato olor de Cristo en los que se salvan, y en los que se pierden; a éstos ciertamente olor de muerte para muerte, y a aquéllos olor de vida para vida. Y para estas cosas, ¿quién es suficiente? Pues no somos como muchos, que medran falsificando la palabra de Dios, sino que con sinceridad, como de parte de Dios, y delante de Dios, hablamos en Cristo.

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!