Aunque la visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará. Habacuc 2:3

#Vitamina Espiritual 💊

Erase una vez en una pequeña isla, donde vivían todos los sentimientos:

La Alegría, la Tristeza, la Vanidad, la Sabiduría, el Amor y un día hubo una terrible noticia en ésta isla, iba a ser inundada, muy asustado el Amor, se preocupó para que todos los sentimientos se salvasen. El avisaba a todos a gran voz:

¡Huyan, Huyan! La isla va a ser inundada, Huyan! Todos corrieron y se embarcaron en lanchas para poder llegar, hasta una montaña muy alta, sólo el Amor no lo hizo, él quería estar un poco más en la isla para ayudar a los otros.

Cuando el agua se acercaba cada vez más, él corrió a pedir ayuda, vió pasar a la Riqueza y le dijo: Riqueza ¿me llevas contigo? y la Riqueza le dijo:  no puedo, mi lancha esta llena de oro y plata y tú no vas a caber, pasó entonces la Vanidad y el Amor le pidió: Vanidad ¿me llevas contigo?» y la Vanidad le dijo: No puedo, porque vas a ensuciar mi lancha nueva, pasó entonces la Tristeza, y le dijo: Tristeza ¿puedo ir contigo? y la tristeza le dijo: «Oh Amor, estoy tan triste que prefiero ir solita…» Luego pasó la Alegría, mas la alegría estaba tan alegre que no vió al Amor…  Ya desesperado al saber que moriría ahogado; el Amor comenzó a llorar… Pasó entonces un barquito y escuchó una a voz que le dijo:

«!Sube Amor, yo te llevo!» Y el Amor subió; estando ya en la parte alta de la montaña, el Amor le preguntó a la Sabiduría:  Sabiduría ¿Quién era el del barquito que me trajo hasta aquí? Y la Sabiduría le dijo:  El Tiempo! el Amor le replicó:  ¿El tiempo? Pero ¿por qué sólo el Tiempo me quiso traer? Y la Sabiduría le contestó:  «Porque sólo EL TIEMPO es capaz de ayudarnos a entender los ires y venires de la vida y sobre todo de un GRAN AMOR».

El Tiempo de DIOS es Perfecto!, por eso comparte, no te canses de hacer el bien y ama a tu prójimo como a ti mismo; que tu actitud de vencer en esta vida no dependa del comportamiento de los demás o de tu entorno no seas igual a los otros sentimientos que solo pensaron en ellos y sus intereses, vístete del Amor de Dios, construye una amistad fuerte con la Sabiduría y aléjate de los afanes de está vida. Aprendamos a valorar y ayudar a los demás y más aún cuando sean diferentes a tí. Aún cuando no los comprendamos, pues son parte del propósito de Dios.

Leamos hoy Eclesiastés 3:1

Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!