Pero he aquí que yo la atraeré y la llevaré al desierto, y hablaré a su corazón. Oseas 2:14

#Vitamina Espiritual 💊

Oportunidades o Impedimentos

Dios nos muestra la tierra, No Para que veamos los obstáculos sino para que veamos las oportunidades. No Para que veamos el esfuerzo que tendremos que hacer, sino para que contemos las maravillas que Dios hará. El desierto debilitó la visión de los israelitas. Tanto tiempo pasaron viendo arena y desierto, que cuando estuvieron delante de la promesa de Dios, hizo que vieron algo maravilloso, pero lleno de impedimentos.

Cuando Dios nos muestra algo, es porque sabe que lo podemos alcanzar sin lugar a dudas, si lo puede ver, ¡lo puede alcanzar! Josué y Caleb por ejemplo tenían otro espíritu y como consecuencia, otra visión.  Ellos no veían los impedimentos sino que en los obstáculos se encontraban nuevas oportunidades para que el poder de Dios se manifestara. Quizás los desiertos por los que hemos pasado nos han dañado la visión y por eso sólo vemos impedimentos, cuando deberíamos ver oportunidades.

¿Que estamos viendo cada día en nuestro hogar, trabajo, Iglesia o ciudad? Quizás surge una idea buena, pero sólo se presentan para obstáculos y dificultades que nos pueden volver al Desierto; deje que Cristo vuelva a tocar sus ojos una vez más como los del ciego de Betsaida, para que ya no vea los impedimentos sino que comience a ver las tremendas oportunidades que Dios le da, para que una vez más pueda manifestar Su Gloria.

Leamos hoy: Deuteronomio 8:2-4

Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos. Y te afligió, y te hizo tener hambre, y te sustentó con maná, comida que no conocías tú, ni tus padres la habían conocido, para hacerte saber que no sólo de pan vivirá el hombre, mas de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre. Tu vestido nunca se envejeció sobre ti, ni el pie se te ha hinchado en estos cuarenta años. Confía en Jehová, y haz el bien;Y habitarás en la tierra, y te apacentarás de la verdad. Deléitate asimismo en Jehová,Y él te concederá las peticiones de tu corazón. Encomienda a Jehová tu camino,Y confía en él; y él hará.

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!