Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os sea hecho. Juan 15:7

#VitaminaEspiritual💊

Dos de los obstáculos que un creyente debe enfrentar en su vida de Fe son la desconfianza y la desesperación que pueden ser vencidas afirmándose en las promesas de su Salvador. Hoy en día, muchos cristianos tratan de sacar algún proyecto adelante, pero cuando se encuentran con un obstáculo, se paralizan.

Esto mismo ocurre a nivel personal, familiar, ministerial o institucional. La forma de cortar la cadena que ata a los cristianos y derrumbar toda prisión, es Orar a Dios. La iglesia debe Orar para que Dios disipe el intento de conformarse con lo que tiene. La iglesia debe Orar para que la congregación pueda desechar el interés por el mundo. Necesitamos la Oración que nos conmueva por el gran ilimitado potencial que la Oración tiene.

Necesitamos de una Oración que nos permita ver a Dios quién gobierna desde lo alto y tiene todo poder de salvación. Necesitamos la Oración que se ríe de lo imposible y proclama: «¡Dios lo cumplirá!». Debe levantarse la Oración que reconoce que todas las cosas se encuentran bajo los pies de Dios. ¡Necesitamos la Oración que anhela la Gloria de Dios!.

Leamos hoy: Salmos 116:1-2

Amo a Jehová, pues ha oído Mi voz y mis súplicas; Porque ha inclinado a mí su oído; Por tanto, le invocaré en todos mis días.

Por: #JulianchoMerchán
Bendiciones!