No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros. Juan 14:18

#VitaminaEspiritual💊

Quién no ha soñado con tener casa propia, quizás muchos ya la tienen otros están en proceso de adquirirla los demás están madurando y ahorrando dinero para esa meta, en la mayoría de casos se debe acceder a un crédito bancario porque el ingreso económico habitual no cubre el total de éste compromiso financiero y por lo general esta responsabilidad ocupa un gran porcentaje de los gastos.

Ahí inicia el sueño del día cuando se logre pagar la casa por completo; esta realidad a veces suele dilatarse por los compromisos que demandan la universidad de los hijos, costo de manutención, viáticos, sin olvidarnos de la seguridad social, sin embargo pronto se acostumbra a pagar todos los meses esa cuota para obtener esa casa soñada.
¿Sufriste también porque tienes que afrontar la cuota mensual del crédito por la casa? ¿Sueña con vivir en una casa propia? Entonces tiene muchas razones para esperar el Reino de los Cielos con Esperanza. El precio de su morada Celestial ya ha sido cancelada.

Nuestra Casa Celestial no tiene ninguna deuda que nosotros tengamos que pagar. Eso es porque Dios ya lo ha pagado por completo, nada menos que con la Poderosa Sangre de su Hijo Unigénito: Jesucristo! El sueño de vivir en una casa propia por la Eternidad se cumplirá porque Jesús ya ha pagado todo su precio.

Leamos hoy: Juan 14:1-4

No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino.

Por: #JulianchoMerchán
Bendiciones!