Vitamina Espiritual 💊 para hoy Miercoles 25 Abril de 2018

#Vitamina Espiritual 💊

Qué tan tolerantes somos en estos tiempos tan difíciles donde los valores y principios han sido pisoteados por una sociedad que sólo piensa con un corazón egoísta, donde se ha perdido el concepto de lo que es honrar a los padres, respetarse unos a otros, amar a nuestro hermano; donde corregir y disciplinar a nuestros hijos ahora es un abuso y para rematar en nuestro entorno todos buscan es su propio bien con hambre de riqueza y poder sin pensar en los demás y más aún cuando se ha perdido el valor por la vida?.

Adicionalmente y con ésta triste realidad nos quedamos cortos en la definición de maldad y desamor con la que se gobierna en este tiempo nuestra nación, sería demasiado pesimista la práctica de la tolerancia con nuestro prójimo, sin embargo en medio de tantas tinieblas debemos sobreponernos y es allí donde se debe mostrar nuestra luz con más resplandor, agregar más sal a lo que sale de nuestra boca, marcar la diferencia y perdonar más, por lo cual nuestro trabajo de campo se convierte en emisor de los valores y principios que nos acreditan y nos dan el título como hijos de Dios, tenemos que poner en práctica lo que hemos aprendido como creyentes siendo instrumentos de paz, conciliadores y reconciliadores desde el seno de nuestras familias, no perder nuestra esencia; fluir en el Espíritu y por nada detener el cumplimiento de la gran comisión que Cristo nos ha delegado.

Así que más que seguir expresando nuestra inconformidad a través de la queja e insatisfacción por la realidad de este mundo, es nuestra responsabilidad colocarnos por encima de las circunstancias y no que la circunstancias estén por encima de nosotros no desfallezcamos porque sabemos que la lucha no es fácil pero es Digna…

Leamos hoy: Colosenses 3:13-14

soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!