Pacientemente esperé a Jehová, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos. Salmos 40:1-2

#VitaminaEspiritual💊

En tiempos de crisis, es fácil sentir que Dios no puede asistirnos. La razón de tal fundamento es que el ser humano, ante el miedo y la falta de paciencia, tiende a observar y atenerse al peor de los escenarios, pierde su confianza y se conduce a si mismo a la angustia. Solo una plena confianza en Dios, puede contrarrestar tales escenarios. Por ello para fortalecer tu fe, considera estos relatos bíblicos cuándo Dios liberó a Sus hijos de sus aflicciones.

En 1 Samuel 17:37, David sabía que podía vencer a Goliat porque Dios ya lo había salvado de un león y un oso. En Daniel 3, Sadrac, Mesac y Abednego rechazaron el edicto del rey de inclinarse ante su ídolo y continuaron adorando a Dios. Como resultado, fueron arrojados a un horno de fuego siete veces más caliente de lo normal. ¡Pero Dios los liberó completamente de esta prueba que ni siquiera olieron a humo! ¡Él incluso apareció con ellos en el fuego!

Daniel sirve como otro ejemplo de la voluntad y habilidad de Dios para liberar. Lanzado a la cueva de los leones por orar a Dios, Daniel sabía de tal liberación y salió de la prueba ileso mientras sus enemigos fueron completamente derrotados (Daniel 6). ¿Notan una tendencia aquí? Cuando el pueblo de Dios sale con fe para hacer lo que saben que Él quiere que ellos hagan, Dios responde y les da la victoria. Dios puede liberar a Sus hijos de cualquier circunstancia. Conoce hoy que Su poder para liberar es más grande que tu problema.

Leamos hoy: 1 Samuel 17:37

El Señor, que me libró de las garras del león y del oso, también me librará del poder de ese filisteo. Anda, pues dijo Saúl, y que el Señor te acompañe.

Oremos:

Dios, una y otra vez, has librado a Tus hijos de los problemas, y yo sé que no fallarás, ahora Eres mucho más Grande que cualquier circunstancia por difícil que sea, así que confío en Ti y nunca dudaré de Tu Gracia y Tu Favor para mi vida, pues tu nunca me has dejado y nunca me has desamparado, gracias te doy Padre en el nombre de Cristo Jesús. Amén y Amén!

Biblia Promesas Digitado y Editado por: #julianchomerchán

Gracia y Paz!