Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación. Santiago 1:17

#VitaminaEspiritual💊

El llamado de Dios está siempre acompañado con la pasión de Dios. «Dios promete enviar al Salvador Jesús» – Ese fue el mensaje que proclamaba Isaías, llamado a ser siervo de Dios. Aunque él fue un profeta de Jerusalén en tierra de Judá, proclamó la promesa de Dios teniendo al mundo en su corazón, la espada y la saeta simbolizan al siervo de Dios, pues el mismo capacita a los que Llama a ser sus siervos para que sean espada afilada y saeta aguda.

Después de ser refinados, llegamos a ser siervos de Dios para manifestar su gloria. El llamado de Dios no es debido a las posibilidades del hombre, sino por la voluntad y Providencia de Dios. Su llamado precede al nacimiento y es irrevocable. Nunca cambia. Aunque en algún momento, yo no tenga Esperanza, Dios me ve con sus ojos de esperanza muchas veces aunque por causa de la persecución y el menosprecio, muchos siervos de Dios se encuentran desanimados y cansados, sin embargo Dios sigue teniendo estima por ellos.

Así que no nos cansemos de hacer el bien sigamos atendiendo nuestro llamamiento a compartir la palabra de Dios para que su Reino sea establecido por doquier cumpliendo La Gran Comisión aunque la lucha es dura pero es digna.

Leamos hoy: Romanos 11:29

Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios.

Por: #JulianchoMerchán
Bendiciones!