Diles, pues: As√≠ ha dicho Jehov√° de los ej√©rcitos: Volveos a m√≠, dice Jehov√° de los ej√©rcitos, y t√ļ me has vuelto a vosotros, ha dicho Jehov√° de los ej√©rcitos. Zacar√≠as 1:3

#VitaminaEspiritualūüíä

La ignorancia y la insensibilidad espiritual se traducen en incredulidad y desobediencia a la Palabra de Dios. El pasaje que habla de ¬ęmi siervo¬Ľ, que que est√° vez no se refiere al ¬ęsiervo de Jehov√°¬Ľ (como en los vers√≠culos 1 al 4), sino al pueblo de Israel que es incapaz de o√≠r y ver con su esp√≠ritu. Habiendo experimentado muchas se√Īales sobrenaturales de Dios, no inclinan su o√≠do a Su Palabra. Aunque tienen ojos para ver, son ciegos espirituales; y teniendo o√≠dos son sordos espirituales.

Dios le dio la Ley al pueblo de pacto para honrarlos, pero por su desobediencia, le quitó todos sus beneficios. Si no obedecemos la Palabra de Dios, perderemos cada vez más sensibilidad y discernimiento espiritual, hasta perder siempre las bendiciones celestiales.
La relaci√≥n que hoy mantengamos con Dios determinar√° el bien o el mal del d√≠a de ma√Īana. Dios fue quien entreg√≥ a Israel para que fuera saqueada y llevada cautiva a Babilonia, pues no anduvo en justicia ni sigui√≥ Sus mandamientos. Derram√≥ sobre su pueblo el ardor de Su ira y Su fuerza de guerra. Aunque Israel padece aflicci√≥n como con fuego, no entiende la providencia de Dios.

Dios es quien determina el castigo, como tambi√©n la restauraci√≥n. All√≠ donde fracasamos, debemos buscar a Dios. La intimidad con Dios est√° directamente relacionada con la restauraci√≥n. En medio del castigo, si nos arrepentimos y volvemos a Dios, √Čl nos conceder√° Su misericordia. Si deseamos bendici√≥n para el d√≠a de ma√Īana, debemos o√≠r con atenci√≥n la Palabra de Dios y obedecerle con diligencia y buena voluntad el d√≠a de hoy.

Leamos hoy: Isaías 42:18-25

Sordos, o√≠d, y vosotros, ciegos, mirad para ver. ¬ŅQui√©n es ciego, sino mi siervo? ¬ŅQui√©n es sordo, como mi mensajero que envi√©? ¬ŅQui√©n es ciego como mi escogido, y ciego como el siervo de Jehov√°, que ve muchas cosas y no advierte, que abre los o√≠dos y no oye? Jehov√° se complaci√≥ por amor de su justicia en magnificar la ley y engrandecerla. Mas este es pueblo saqueado y pisoteado, todos ellos atrapados en cavernas y escondidos en c√°rceles; son puestos para despojo, y no hay quien libre; despojados, y no hay quien diga: Restituid. ¬ŅQui√©n de vosotros oir√° esto? ¬ŅQui√©n atender√° y escuchar√° respecto al porvenir? ¬ŅQui√©n dio a Jacob en bot√≠n, y entreg√≥ a Israel a saqueadores? ¬ŅNo fue Jehov√°, contra quien pecamos? No quisieron andar en sus caminos, ni oyeron su ley. Por tanto, derram√≥ sobre √©l el ardor de su ira, y fuerza de guerra; le puso fuego por todas partes, pero no entendi√≥; y le consumi√≥, mas no hizo caso.

Por: #JulianchoMerch√°n

Bendiciones!