Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. 1 Juan 2:16

#Vitamina Espiritual 💊

En estos tiempos donde los medios audiovisuales han invadido nuestra vida y prácticamente son parte ya de nuestro diario vivir, nos es necesario discernir lo que realmente vemos y escuchamos a través de ellos ya que muchas veces los tenemos como punto de referencia de primera mano y nos referimos a los contenidos de estos, ¡Claro está!, ya que son muy pocos los que le han abierto la puerta al Evangelio de Jesucristo.

Pero cuál es la voz y el mensaje que permitimos entrar en nuestra mente y corazón?, de todo lo que veo y escucho que edifica mi vida, sería un principio que nos serviría de filtro para revisar cada contenido, es tan importante para nosotros ser cuidadosos con lo que consumimos en los medios ya que muchas veces influyen en nuestra fe, estado de ánimo, nuestra conducta e inclusive en la toma de decisiones y pueden ser tan persuasivos que hasta han podido cambiar la forma de pensar de algunos.

Es muy delicado lo que vemos y escuchamos ya que puede afectar nuestra vida tanto de una forma positiva, como negativa; si nuestros ojos de fe están abiertos podemos ver el mundo maravilloso de Dios pese a las malas noticias, pero, si los ojos espirituales están vendados o nublados, no se puede ver mundo espiritual de Dios, vivir en el mundo no es nada fácil, estamos saturados de cosas que no convienen y pecado por doquier, el mundo emite sonidos, ruidos y voces confundiéndonos e impidiéndonos oír la voz de Dios. Pero, es imprescindible no abandonar la fe. Uno tiene que aferrarse a Dios y no rendirse. La situación y el ambiente no pueden quitarnos la fe. No pueden desanimar nuestra pasión hacia Dios. El Señor anhela que vivamos como sus discípulos de fe. Un cristiano fiel, no sólo va resistir con firmeza, sino va a transitar por el camino de Jesús, transmitiendo las buenas nuevas, las buenas noticias; predicando y guiando a muchos a la vida y siendo canal de bendición.

Leamos hoy 1 Tesalonicenses 5:21-23

Examinadlo todo; retened lo bueno. Absteneos de toda especie de mal. Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!