He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto. Lucas 24:49

#VitaminaEspiritual💊

En el conocimiento de la vida de Jesús debemos resaltar con las mas grandes letras y en el más alto lugar el cumplimiento de dos ministerios muy importantes. Uno fue morir en La Cruz para Redimirnos del pecado, y otro, Levantar Su Iglesia.

Aún hoy la Iglesia de Cristo sigue siendo levantada por los discípulos de Jesús. Para ser sus discípulos, primero debemos responder a Su llamado, y luego, hemos de rendir nuestra vida al Señor. Para ser un verdadero discípulo, debemos rendirle nuestro tiempo, todas las áreas de nuestra vida, nuestro corazón, nuestros sueños. La última etapa de un discípulo de Jesús es ser testigo de Su Evangelio.

El Señor no sólo entregó la misión a sus discípulos, sino que junto con ella, les entregó el poder y autoridad espiritual. Los primeros doce discípulos llamados por Jesús, excepto Judas, experimentaron fracasos y frustraciones, pero obedecieron hasta el final en el ministerio de predicar el evangelio hasta lo último de la tierra.

Leamos hoy: Hechos 1:7-8

Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad; pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!