Mejor me es la ley de tu boca Que millares de oro y plata. Yod Tus manos me hicieron y me formaron; Hazme entender, y aprenderé tus mandamientos. Los que te temen me verán, y se alegrarán, Porque en tu palabra he esperado. Salmos 119:72-74

#Vitamina Espiritual 💊

En el andar de nuestra vida nos hemos dado cuenta de que todo tiene un precio, una casa, un vehículo, nuestro estudio y el de nuestros hijos, la alimentación, comodidades, viajes en fin un sin número de cosas por la cuáles todos los días batallamos y quizás invertimos toda nuestra vida en ello, pero realmente eso es todo lo vale nuestra vida para dejarla toda allí? A nuestro modo de pensar es así! Pero Dios estableció un modelo de vida muy distinta, Cristo pagó el precio más alto de toda la historia de la humanidad dedicó toda su vida a enseñarnos el verdadero camino al padre, su amor, su misericordia, a revelarnos su reino que todo se resume en amarle sobre todas las cosas y amar a nuestro prójimo, estatutos y preceptos para alcanzar todo lo que creamos conforme a su voluntad pero el precio más alto fue el de redimirnos al derramar hasta la última gota de Su sangre para pagar por nuestros pecados y  regalarnos la vida eterna.

Así que porque desgastar toda nuestra vida en lo que no es Eterno cuándo nuestro Señor Jesucristo no le importo dejar la suya en la Cruz por amor  a nosotros? Cuan livianos somos cuándo no alcanzamos a discernir el valor real de nuestra alma y desperdiciamos nuestra vida en cosas pasajeras colocando más valor en lo que no aprovecha.

Leamos hoy: Mateo 6:19-21

No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!