Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza. No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal. Romanos 12:20-21

#VitaminaEspiritual💊

¿Qué es una traición?

Traición, es dejar de ser honesto, de ser transparentes, dejar de ser leal a una promesa o relación ya de amigos, laboral o de negocios. Podemos decir que la mayoría de las personas hemos sido traicionadas por alguien, algún amigo, hermano, vecino, vendedor, en el trabajo, etc. Todos de alguna manera hemos enfrentado la traición; pero, ¿Cómo reaccionamos ante ella? veamos dos ejemplos:

Judas, traicionó a Jesucristo, lo vendió por 30 monedas. Pedro, traicionó a Jesucristo, lo negó 3 veces delante de mucha gente. Pero, ¿Como actuó Jesús ante estas traiciones? Él hizo exactamente lo que tú y yo deberíamos hacer cuando enfrentamos una situación similar, pero muchos dicen, ¡Claro él es Dios! Y si, El es Dios, pero en ese momento el era tan humano como tu y yo, solo que el tenia muy claro el propósito de Dios en su vida y jamás traiciono a su Padre, ni a sus seguidores.

Pero dime, ¿Que hubieras hecho tu ante la traición de uno que dice ser tu amigo? La palabra de Dios dice que de la abundancia de tu corazón habla la boca, y cada uno obra de a acuerdo a lo que hay en su alma y si eres traicionado de acuerdo a lo que hay en tu corazón será tu reacción ante tal traición. ¿Qué hay? la traición amigo trae consecuencias, tanto para la victima como para el victimario, por eso debemos recordar que no debemos permitir el ser iguales a los de tal corazón; nuestra reacción y manejo debe ir más allá a la de su pobre condición, el que es traicionado reacciona ante la traición en diferentes etapas.

Primero, experimenta coraje, frustración y en un determinado caso el deseo imperante de querer dar solución a esa traición; después pasa a la etapa de la venganza, anudado al coraje y la frustración, y de acuerdo a las decisiones que se tomen serán los resultados, ya sea que tenga el final de Judas, o el final de Pedro. Cuando dejamos nuestras frustraciones, el dolor de la traición y la tristeza de aquel que creíamos que era nuestro hermano en manos de Dios y si confiamos en que El tomará el control de esa situación, entonces experimentaremos la verdadera paz; además en el caso de una traición amorosa o infidelidad, podemos pararnos a meditar un momento, y reconocer que si esa persona se atrevió a violar el pacto, en realidad no nos merecía, por lo tanto no hay lugar a la depresión. ENGAÑOSO es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿Quién lo conocerá? Jeremías 17:9.

Pero, nadie mejor que nuestro Dios para que cada día podamos caminar libres, solo El puede librarnos del dolor, de la angustia, de la depresión, reconozcamos que hemos fallado oremos para que en nuestro Corazón nunca encuentre cabida el espíritu de judas y permitámosle que él sea el que nos examine, que él sea el que nos limpie.

Leamos hoy: Romanos 12:17-19

No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres. Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres. No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor.

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!