Pero tú eres nuestro padre, si bien Abraham nos ignora, e Israel no nos conoce; tú, oh Jehová, eres nuestro padre; nuestro Redentor perpetuo es tu nombre. Isaias 63:16

#Vitamina Espiritual 💊

Cuánta felicidad causa escuchar que alguien a quien amamos mucho nos diga:  «Siempre Estaré Contigo, Pase lo que Pase, Siempre Estaré Contigo».

Esta frase nos da seguridad, nos hace sentir valiosos importantes y es más, nos hace revestirnos del verdadero amor.  La fuerza de la palabra, el poder del compromiso son tan poderosos que pueden hacer cambiar a la persona más dura.  Esto fue lo que experimentó el pueblo de Dios cuando veía cada día y cada noche la presencia de Dios en forma de nube y fuego cuando salían de sus carpas y veían estás señales, podían acostarse tranquilos sabiendo que no estaban más solos, qué nada les podía pasar pues el Dios Todopoderoso estaba con ellos.  Es impresionante cuando nos imaginamos lo espectacular de esta manifestación del Amor de Dios.  Su presencia era tal, que absolutamente todos podían, no sólo ver sino sentir y comprobar que Dios estaba con ellos.

Hoy no es usual esperar Estás señales visibles de Su Presencia pero Dios nos ha dado su promesa el que siempre estará con nosotros todos los días hasta el fin del mundo. Si él estuvo, Él está siempre estará a nuestro lado, ya no como nube o fuego sino, como Padre Amoroso y Justo.  ¡Qué poco valoramos a veces una promesa, por las malas experiencias con el incumplimiento de hombres y mujeres sin palabra! pero las promesas hechas por Dios son verdaderas y Eternas léalas en Su Palabra y créalas.

Está usted esperando que se cumpla alguna Promesa de Dios? No se desespere.  ÉL la cumplirá. Espérela. Confíe en que si Él se tarda, es porque aún no es el tiempo preciso, pero de seguro llegará. Espere, Confíe Nuestro Dios Cumplirá lo que Prometió.

Leamos hoy: Josué 1:5-7

Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé. Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos. Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!