No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice Jehová. Jeremías 1:8

#VitaminaEspiritual💊

Nuestro socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra. Aún en el cautiverio, el Dios de Israel es su creador y ayudador. Los ojos del Soberano están puestos sobre Su pueblo, para restaurarles y salvarles del cautiverio. En Su tiempo, derramará el Espíritu Santo y la bendición sobre Su pueblo. Hará que broten entre hierba, como sauces junto a las riberas de las aguas. Los gentiles formarán parte del pueblo de Dios. No es con la fuerza ni con voluntad humana que un incrédulo vuelve de la desobediencia par andar por la senda de Dios. La conversión depende enteramente del Espíritu de Dios (Ez. 36:26-27). La restauración y la salvación de Dios van de la mano con la obra del Espíritu Santo.

Leamos hoy: Isaías 44:1-5

Ahora pues, oye, Jacob, siervo mío, y tú, Israel, a quien yo escogí. Así dice Jehová, Hacedor tuyo, y el que te formó desde el vientre, el cual te ayudará: No temas, siervo mío Jacob, y tú, Jesurún, a quien yo escogí. Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos; y brotarán entre hierba, como sauces junto a las riberas de las aguas. Este dirá: Yo soy de Jehová; el otro se llamará del nombre de Jacob, y otro escribirá con su mano: A Jehová, y se apellidará con el nombre de Israel.

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!