Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan? Lucas 11:13

#Vitamina Espiritual 💊

¿Puede Dios entristecerse y sentir dolor en su corazón?, claro que sí!. Cuando ve que su imagen y semejanza, la obra de sus manos se encuentra lejos de su alcance y no porque su poder sea limitado si no porque nuestra indiferencia es a veces demasiado irreverente para con Él.

Cuando Dios nos ve concentrados en nuestro trabajo, en nuestros caminos sin su dirección, distraídos completamente del propósito diseñado por Él para nuestras vidas, haciendo todo lo contrario para lo que fuimos creados, lejos de su alcance, se lamenta con dolor. Se entristece en gran manera cuando no nos acercamos a Él y nos olvidamos de Él. Derrama lágrimas ante nuestra obstinación de obtener un poco más de todo y menos de Él; Dios anhela que nosotros nos acerquemos a Él. Jesús fue capturado por nosotros, su cuerpo desgarrado por nosotros, abandonado por nosotros, herido, ensangrentado, muerto y desechado por nosotros. ¡Y resucitó por nosotros!.

Nosotros debemos recibir lo que Dios nos da. No debemos  rechazarle. Algunos piensan equivocadamente que el rechazar el perdón de Dios es beneficioso para el Señor. Y presentan excusas diciendo que Dios está tan enojado con nosotros que no desea vernos más. Pero esto es insultar a Dios. Porque estamos insinuando que la muerte de Cristo no fue suficiente para pagar por nuestros pecados. Tengamos convicción. Él puede darle la salvación a todos los que creen en Él. ¿No son sus heridas, una clara muestra de su amor?

Leamos hoy Efesios 4:30

Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.

Por: #JulianchoMerchán

Bendiciones!