Porque nada hay encubierto, que no haya de descubrirse; ni oculto, que no haya de saberse. Por tanto, todo lo que habéis dicho en tinieblas, a la luz se oirá; y lo que habéis hablado al oído en los aposentos, se proclamará en las azoteas. Lucas 12:2-3

#VitaminaEspiritual💊

Muchas veces actuamos de una manera al exterior, pero en realidad somos de otra manera por dentro. Debido a que tenemos debilidades, fallas y miedos, cosas que creemos que nos hacen menos aceptables, agradables o deseables, preferimos esconderlas de otras personas sin saber que con esta forma de ser nos engañamos a nosotros mismos; lastimamos a nuestros seres queridos y aun podemos perder para siempre a las personas que amamos, sin pensar que a la vez que nos convertimos en personas de doble ánimo, doble moral y así usamos máscaras. El peligro de usar una máscara es que nos tergiversa.

Lo que otras personas ven es una mentira y sin darnos cuenta nos convertimos en personas engañosas y poco confiables; no en quienes somos o para lo que nacimos conforme al perfecto propósito de Dios. Terminamos por vivir con apariencias, podemos cambiar el afuera, pero no podemos cambiar lo que realmente somos en el fondo, ya que solo Dios puede cambiar nuestros corazones, trasformar nuestra mente y convencernos de pecado, justicia y juicio atravez de Su Santo Espíritu.

Necesitamos darnos cuenta de que Dios nos ama tal como somos ahora pero no aprueba nuestra mala conducta, Su amor por nosotros nunca disminuirá, sin embargo no podemos abusar de Su Gracia; recordemos que: «Dios no puede ser burlado» (Gálatas 6:7) por eso necesitamos tener un corazón disponible y dispuesto ya que la palabra de hoy nos dice que Dios nos está cambiando y haciéndonos más como Él mismo, arreglando los defectos que queremos cubrir. Confía en Él lo suficiente como para quitarte la máscara. Como yo lo he hecho, encontrarás que estás siendo cambiado, poco a poco, a la misma imagen de Nuestro Señor.

Leamos hoy: 2 Corintios 3:18

Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.

Oremos: 

Señor, me doy cuenta que en algunos momentos de inseguridad  puedo colocar en mi rostro una máscara  para encajar y encontrar aceptación. Puedo cometer el error de ceder ante emociones, sentimientos y pensamientos que me alejan de Tu camino y del plan que tienes para mi.  Por ello, hoy yo tomo la decisión de encontrar mi aceptación en Ti y en todas las bendiciones con las que me has favorecido, sin mirar mis errores, de forma que mediante Tu amor pueda crecer hasta llegar a la estatura del varón perfecto, continúa cambiándome a Tu imagen continua transformando mi vida tal como tu quieras, sigue perfeccionando mi salvación conforme a tu buena, perfecta y agradable voluntad. Mira que te lo pido Padre Amado en el nombre de Aquél que Murió, Resucitó y dejó la Tumba Vacía. Amén y Amén!

Biblia Promesas – Digitado y Editado por: #julianchomerchan

Favor, Gracia y Paz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here