Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor. 1 Corintios 13:13

#VitaminaEspiritual💊

No sé si te ha pasado, pero hay versículos que no logro comprender totalmente, y otros que la gente atesora y cita en muchas ocasiones pero a mí no me “convencen” por las palabras que usan. Sin embargo, me he dado cuenta después de …algunas experiencias… que esto tiene que ver exclusivamente con que no los entiendo bien o no se me ha revelado el sentido y la potencia de esas palabras que para mí son “extrañas”. Tengo un ejemplo muy reciente sobre ésto. Creo no equivocarme cuando digo que 1°de Corintios 13 es conocido por el mundo cristiano y por aquellos que no profesan ninguna religión y de hecho me lo recitaron hace poco; por el simple hecho de que habla del amor y ser esta una experiencia universal.

En momentos de extremo romanticismo en mi vida, he leído suspironamente cada uno de estos versículos y hasta me han salido corazones de mis ojos, pero siempre que llegaba a un versículo me parecía tan extraño que Dios me pudiera decir lo siguiente acerca del amor: “Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta” (vs. 7), hasta el “todo lo espera” vamos super bien, pero el ¿todo lo soporta?, soportar me suena casi torturante, y creo que por años se ha interpretado de manera equivocada. Cuando hablamos de soportar en el contexto del amor, pareciera ser que se referiría a que no importa que mi pareja, novio o esposo (a) sea golpeador, infiel o maltratador psicológicamente, si de verdad lo amo me tengo que quedar y soportar la situación. Estoy seguro que Dios no se refería a esto cuando escribió lo que escribió… Dios quiere una vida plena y abundante para nosotros, por lo tanto, dudo mucho que a Él se le haya ocurrido pensar que teníamos que soportar algo que nos hace infelices o que atenta contra nuestra dignidad como hijos suyos.

Dentro de las miles de vueltas que por años le he dado a este tema, un día apareció frente a mí con tanta claridad una idea de a lo que puede haberse referido Dios cuando inspiró la escritura de este versículo, y lo podemos encontrar en la definición de la palabra soportar (Del latín. supportare) que dice: “Es decir, significa llevar algo de abajo hacia arriba; sostener o llevar sobre sí una carga o peso”. Ahora la comprensión del versículo cambia, cuando pienso en que el amor todo lo soporta no pienso en que aunque sienta que me hieren debo quedarme allí estoico sin importarme, tampoco que debo inmolarme y poner en segundo plano mi dignidad, apretar los dientes y seguir adelante ¡NO! Cuando hablamos de que el amor todo lo SOPORTA, nos referimos a que es capaz de sostenernos, de que cuando sentimos presión o estamos cansados, es el amor de nuestra familia o pareja el que nos contiene y es capaz de llevar nuestras cargas cuando pasamos por periodos en que no somos capaces de llevarlas por nosotros mismos.

Soportar entonces se transforma en algo aún más profundo, es contener emocionalmente a la otra persona, dándole un “refugio”, un lugar en donde yo la ayudo a sostener sus cargas y la acompaño dándole la seguridad que requiere. Cada vez que volvamos a leer 1° Corintios 13 y nos topemos con el versículo 7, pensemos en que es Dios mismo quien nos soporta, Él lleva nuestras cargas, es nuestro soporte espiritual, emocional y físico. En Él encontramos la plenitud máxima del amor. No sé si alguna vez podré llegar a amar con un amor así, es una de las grandes metas de mi vida, aprender cada día a amar como Dios me ha amado a mí. Anhelemos y apuntemos a éso. Vivamos la experiencia del verdadero amor, ese amor que todo lo soporta…

Leamos hoy: 1 Corintios 13:4-7

El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

Oremos:

Señor, gracias te doy por tu Santo Espíritu que trae revelación, claridad y convencimiento de las sagradas escrituras, perdóname por las veces que apliqué de forma literal tu bendita palabra cuando tu te revelas a profundidad en ella y no solamente superficial, bendito sea tu consejo que nunca llega tarde a mi vida y tu verdadero amor que es mi soporte en todo tiempo; Oro Rey de mi vida en el nombre de Aquél que entregó por Amor a mí y me dió redención y vida eterna. Amén y Amén!

Biblia Reina Valera 1960 – Digitado y Editado por: #julianchomerchan

Favor, Gracia y Paz!